El origen del sistema de evaluación del profesorado. Así empezó todo


Durante muchos años en la UPC se había jugado con la idea de evaluar al profesorado. Finalmente el día 24 de Julio de 2008 se aprobó en el acuerdo número 115/2008 del Consell de Govern el documento “RÈGIM DE DEDICACIÓ DEL PROFESSORAT DE LA UNIVERSITAT POLITÈCNICA DE CATALUNYA” por el cual se aprobaba el régimen de dedicación del profesorado de la Universitat Politècnica de Catalunya.

Lo que un año se nos vendió como un sistema de evaluación meramente informativo, el año siguiente se convirtió en una arma punitiva que está carcomiendo la misma base del concepto de universidad. Consideramos que es un sistema que se tiene que derogar de inmediato. En una serie de artículos vamos a analizar los vicios y los defectos tan enormes que contiene esa norma y sus posteriores modificaciones y que la hacen una herramienta tan injusta y perjudicial para el desarrollo de la actividad académica. Tal como explicábamos en nuestro artículo sobre los objetivos de la Amical Universitària, el segundo escalón es la calidad de los puestos de trabajo. No solamente hay que poder trabajar en la universidad, sino que además tenemos que tener ganas de trabajar en ella. El hecho de que este sistema penal de evaluación haya sido la causa de que profesores de esta universidad la hayan querido dejar demuestra su absoluta vileza y el perjuicio hacia nuestra institución.

El documento inicial que es la plataforma de lanzamiento del sistema de evaluación es, en sí mismo, el ejemplo vivo de la contradicción. Eso lo iremos desgranando a lo largo de este y subsiguientes artículos. Pero a modo de ejemplo, en el primer párrafo de la página 9 está escrito (negritas nuestras) “Tenint en compte les circumstàncies actuals, el model que es presenta opta per una avaluació que defugi classificacions i asseguri un nivell adequat de qualitat.” Para a continuación en la página 10 punto 1 decir (negritas nuestras) “Pel que fa al seguiment i l’avaluació de les activitats docents, el mateix Manual d’avaluació docent estableix que les activitats docents es classifiquen en quatre blocs: A, molt favorable; B, favorable; C, correcte, D, insuficient.”

A priori se podría argumentar que el sistema no clasifica a las personas, sino que clasifica las actividades a fines de evaluarlas. Pero todos sabemos a lo que ha llevado este sistema: a que todos nosotros estamos clasificados y etiquetados, justamente algo de lo que el sistema dice que quería huir.

Es notorio cómo en los objetivos que detalla el documento en la página 7 no figura en ningún caso nada sobre la intención de que el sistema de evaluación pueda ser una herramienta que ayude en la mejora de la actividad académica del PDI. Es decir, que nunca se ha pretendido que este sistema de evaluación pueda servir para mejorar nada. Como mucho, a buen entendedor pocas palabras bastan, su intención era castigar. Eso, con los años, se ha ido haciendo más patente, pues actualmente este sistema tiene prisionera a toda la comunidad PDI encerrada en un laberinto de letras A y D.

En el documento se puede ver cómo errores básicos se cometieron desde un inicio. Pongamos el caso de los doctores que hace más de 5 años que obtuvieron el título. En el documento se indica que hay tres baremos mediante los cuales se les evaluará:

  • tener un tramo de investigación vivo en las últimas seis convocatorias resueltas
  • haber participado de manera fehaciente en un proyecto de investigación durante los últimos dos años (ésto significa haber publicado un artículo bajo el paraguas de un proyecto de investigación)
  • haber participado en la formación de doctores, es decir, dirigir trabajos de doctorado o tesis de master o dirigiendo tesis doctorales

Estudiemos cómo de justo es este sistema de evaluación en lo que a investigación respecta. ¿Evalúa elementos que todos tenemos que cumplir siempre? ¿Estamos todos en igualdad de condiciones? O sea, ¿si queremos y nos ponemos, podemos todos tener una evaluación excelente? La respuesta es NO.

Primeramente, uno de los aspectos que evalúa como baremo es la posesión de un tramo de investigación. Un tramo de investigación es un mérito, y es potestad de una persona concursar o no en las convocatorias. Este sistema de evaluación convierte lo que legalmente es un mérito en una obligación. Quien no tiene ese mérito no puede nunca ser evaluado adecuadamente, aún cuando su trabajo sea excelente. Es decir, incorpora una acción opcional voluntaria en la evaluación. Quien no quiera perder el tiempo rellenando burocracia e informes personales nunca podrá ser evaluado al completo en su actividad. A día de hoy, que nosotros sepamos, la petición de un tramo no es una obligación. Perdón, no lo era hasta que apareció el sistema de evaluación. Eso fue el resultado de unas malas negociaciones que se realizaron en su momento en la junta, y lamentamos que el nuevo rector, Enric Fossas, haya decidido continuar adelante perpetuando el mismo método. Este método que prima lo que llaman “recerca” ha logrado que algunos profesores estén alejados de las aulas y las escuelas por más de dos años, haciendo crecer su CV pero sin aportar nada al avance colectivo. Lo único que se ha logrado es incrementar el encargo docente de los que se quedan. Estos últimos, gracias a los primeros, prácticamente no pueden investigar nada y van viendo como su clasificación empeora inexorablemente.

Segundo aspecto, participar en un proyecto de investigación. Eso tampoco está al alcance de todos. La pertenencia a un grupo de investigación es algo que no todos tienen el privilegio de conseguir. Hablamos de un grupo de investigación activo, ya que hay muchos que no lo son, son simplemente un cúmulo de PDI, que en su momento se vieron obligados a integrarse en un grupo de investigación (grup de recerca). Y actualmente con los recortes en inversiones para investigación los proyectos son un bien muy escaso, con lo que exigir la participación en un proyecto de investigación es exagerado. Los profesores que desarrollan su actividad en escuelas adscritas, como por ejemplo la EUETIB de calle Urgell, tienen que mendigar el permiso para pertenecer a algún grupo de investigación, y en muchos casos la petición es denegada. Y tampoco todos tienen acceso a laboratorios con el equipamiento necesario. Existen pocos laboratorios de investigación real, es imposible integrar todo el PDI de la UPC en ellos. En uno de nuestros departamentos hay teóricamente 9 laboratorios, pero activos en investigación hay 3. El resto son laboratorios docentes realmente. En esta universidad se prohíbe el uso de los laboratorios de investigación a todo aquel que no esté en un grupo. No quieren profesores que hayan roto con sus anteriores grupos y estén dispuestos a investigar de manera individual. Por poner un ejemplo, en Terrassa los profesores en esta circunstancia hemos visto cerrado el acceso a espacios y elementos comunes. Por ejemplo, instalaciones de energía renovable que han sido pagados con presupuesto de escuela y departamento están en desuso. Un escándalo.

Tercer aspecto, formación de doctores. Seamos honestos, eso es un coto privado de caza. No todos podemos entrar en ese coto. Es muy cómodo dar un curso de doctorado (tal como se dan ahora, que hacerlo bien no es para nada fácil). Lo difícil es dar un curso de primero de carrera y bregar con 100 alumnos en una clase y corregir exámenes y ejercicios y aguantar consultas. Por eso todos querríamos dar clases de doctorado en un grupo de 5 alumnos donde un profesor todo lo que hace es pedir que los alumnos se lean unos artículos y en la clase siguiente expongan un resumen al resto de los alumnos: trabajo para el profesor, 0. Por eso los catedráticos se guardan esos cursos para ellos y no se meten a dar clases en primeros cursos de carrera. No todos tenemos la oportunidad de entrar en ese coto privado.

Por tanto, se puede ver que este sistema es injusto desde sus inicios, desde su misma concepción.

Acabamos este primer artículo con una figura que el documento de definición del sistema de evaluación muestra y que ya es odiada por la casi totalidad de la comunidad PDI. Es ésta:

matriz de evaluación

Ésta es la tabla que nos CLASIFICA a todos nosotros, resultado de un sistema de evaluación que HUYE DE LAS CLASIFICACIONES. Todos nosotros formamos parte de una de 16 CLASES de profesores. Todos nosotros estamos encerrados en una de las celdas de esa prisión.

Aquí el texto del acuerdo dice (negritas nuestras): “les cel·les amb fons groc indiquen una valoració correcta d’aquesta activitat”. Es importante recordar esta frase, porque cuando avancemos en esta serie de artículos y lleguemos al presente, año 2014, veremos cómo se entiende en la actualidad lo que es una valoración correcta de una actividad.

El acuerdo original estaba muy basado en lo que se llamó en su momento el Encargo Docente Personalizado, algo que nunca llegó a cuajar y que en posteriores modificaciones se suprimió o se reconvirtió. Por esa razón no hemos entrado a criticar ese aspecto de la norma.

Continuaremos con el análisis del sistema de evaluación en posteriores artículos. Pero nos gustaría que en los comentarios nos dejáseis ejemplos de injusticias que estéis sufriendo similares a las que se comentan en el artículo y que afecten directamente a vuestra evaluación. Necesitamos cargarnos de argumentos para poder demostrar la necesidad de derribar este sistema de evaluación desastroso, y nadie mejor que los propios damnificados para explicarlo.

Advertisements

28 pensaments sobre “El origen del sistema de evaluación del profesorado. Así empezó todo

  1. El método de evaluación del profesorado es un método perverso:
    * La intención de valoración por parte de los estudiantes en las encuestas es fácilmente manipulable.
    * Su único objetivo es, finalmente, denegar el complemento docente.
    * Favorece el desánimo del profesorado ante malos resultados. Yo estoy dentro de ese grupo de descontentos: llevo más de 20 años en la UPC, y he pasado de pensar “estoy satisfecho de trabajar en la UPC” a contar los años que me puedan quedar para, definitivamente, abandonar la UPC. Una verdadera pena.

  2. No es perverso, es cínico. Pero es el reflejo de la sociedad. Todos preocupados por la tesorería y el ladrillo, y el animo del profesorado no importa. La enseñanza universitaria es un acto de estima y respeto que con el castigo solo se envilece y se hace más rutinario y decadente. Pienso que los rectores pasados les importo un higo los profesores porqué les gustaba la política rastrera de los últimos años, los consejos sociales plagados de corruptos, el dinerito fácil, el ladrillo a mansalva porqué alguien vivía por encima de sus posibilidades. A mi siempre me jodieron y ahora me retiran la paga extra. A mi de esta universidad corrupta donde las haya solo me interesa la jubilación anticipada.

    • “A mi de esta universidad corrupta donde las haya solo me interesa la jubilación anticipada”
      Pues precisamente en eso mismo pienso yo. Y ya somos más de dos.

  3. Retroenllaç: El origen del sistema de evaluación del profesorado. Así empezó todo | mvargas0302

  4. Creo que tergiversáis el tercer aspecto a evaluar. Dice “haber participado en la formación de doctores, es decir, dirigir trabajos de doctorado o tesis de master o dirigiendo tesis doctorales”, no habla de dar clases a grupos de doctorandos. Yo hice mi tesis de máster en la UPC y ahí no tuvo ninguna prioridad ningún catedrático, yo elegí al profesor que quise para hacerla. Y los profesores pueden proponer posibles tesinas de fin de máster y de doctorado, yo creo que sin restricciones, ¿no?

    Vamos, no creo que sea ningún coto privado de caza, corregidme si me equivoco.

    • Ciertamente, tuviste libertad de escoger entre los profesores elegidos para impartir ese master. No todos los profesores tienen acceso a impartir clases en un master. Por tanto la criba es previa a tu elección. Ese es el coto privado.

    • No, en realidad ninguno de mis directores de tesis impartía clase en el máster que hice. No me pusieron ninguna restricción a la hora de elegir profesor para la tesis, podía elegirlo incluso de universidades extranjeras (cotutorado con alguien de la UPC). Aunque obviamente es más lógico que escoja un profesor que conozca por haber tenido clases con él/ella.

    • Por supuesto que hay restricciones, por ejemplo, de índole económica, Veo muy difícil, por no decir imposible, que en mi ámbito una profesora que no esté integrada en un grupo de investigación pueda proponer y dirigir con éxito una tesis. En un tema que debería ser más sencillo, como el plantear una asignatura opcional, he comprobado las restricciones impuestas.

    • No nos toca a nosotros hacer ese trabajo. Nosotros simplemente estamos detallando los enormes defectos del sistema que ellos han ideado y que tanto nos está perjudicando. Para ese trabajo cobran su sueldo las personas al cargo de los órganos pertinentes.

    • No os estoy pidiendo que redactéis un documento tocho súper bien especificado. Me refiero a que me digáis qué aspectos generales creéis vosotros/as que se deberían evaluar en el sistema de evaluación del PDI, ya que las críticas que ponéis al actual es que es injusto porque las cosas que pide no están al alcance de todo el PDI. ¿Qué cosas, en general, sí están al alcance de todo el PDI? Según vosotros/as, ¿qué se debería exigir a un miembro del claustro de profesores de la UPC?

    • Entendemos la pregunta, pero ese debate no lo hemos tenido aún y no tenemos una respuesta. Por ahora, de todas maneras, ese debate lo vemos muy lejano. No vamos a ponernos a pensar en otros métodos de evaluación mientras estamos siendo estrangulados por el actual. La lucha ahora es conseguir la abolición del sistema actual. Entonces podría ser momento de pensar en otros métodos, si es que los tiene que haber.

    • Como ya he comentado en otro lugar, en cualquier caso es fundamental que el sistema de evalución, si es que se considera necesario alguno, se ha de consensuar desde la base y luego transmitirlo hacia arriba, pero en ningún caso debe venir impuesto desde arriba, com es el caso actualmente.

  5. Muy interesante y merece amplios comentarios, pero de momento no es posible hasta que acaben las correcciones y los examenes, por falta de tiempo. Así que ahora sólo comentaré que el documento original del 2008, al que lleva el enlace del artículo, sobre el regimen de dedicación se modificó en junio del 2012. El enlace al texto refundido incluyendo las modificaciones está en el siguiente enlace: http://www.upc.edu/qualitat/pdi/RgimdedicaciprofessoratperCGvdefx.pdf

    • En este artículo solamente hemos tocado lo referente al documento de 2008. Por esa razón el título es “Así empezó todo” Tenemos preparado un segundo documento sobre la modificación de 2012, en el cual detallamos más defectos del sistema.

  6. En concreto, una diferencia notable entre el documento del 2008 y el del 2012 es la desaparición del siguiente apartado en el nuevo documento:

    i. El professorat de 60 anys o més pot quedar exclòs d’aquest marc d’avaluació si ho vol. Haurà de notificar-ho al director o directora de departament. La CLP serà de 240 hores.

    Por otra parte, ni en el documento anterior ni en el nuevo, se menciona el caso del profesorado con discapacidad.

    La UPC quiere volver a modificar el regimen de dedicación. A pesar de reiteradas peticiones a los sindicatos, juntas y comités que negocian esta modificación, ni se han convocado asambleas para informar del tema ni se ha informado del proceso de negociación en absoluto, a pesar de haberse comprometido a ello.

  7. Me gustaría comentar el siguiente párrafo del artículo:

    “Lo difícil es dar un curso de primero de carrera y bregar con 100 alumnos en una clase y corregir exámenes y ejercicios y aguantar consultas. Por eso todos querríamos dar clases de doctorado en un grupo de 5 alumnos donde un profesor todo lo que hace es pedir que los alumnos se lean unos artículos y en la clase siguiente expongan un resumen al resto de los alumnos.”

    En mi caso no he dado nunca una clase de doctorado ni lo deseo. Personalmente no me interesa entrar en ese “coto privado de caza” puesto que no sentiría que estoy realizando una labor verdaderamente útil. Lo que me motiva es dar clases en Ingenierías o grados. Incluso incito a los estudiantes a que vengan a consultas porque son a menudo reacios, supongo que en parte, debido a malas experiencias pasadas. Para mi es una satisfacción poder aclarar dudas en las consultas, y de ningún modo algo que tenga que “aguantar”, pues resolviendo dudas en las consultas o en el laboratorio es como realmente siento que estoy realizando una labor útil.

    • Obviamente, nuestra opinión no es que dar clases y atender a alumnos sea una carga. Al redactarlo estábamos utilizando un recurso retórico irónico. Hemos dicho públicamente cuánto valoramos la docencia.

  8. Otro documento muy interesante (y muy reprobable) en la evalución del profesorado es el de “ORIENTACIONS ACADÈMIQUES DEL PROFESSORAT A TEMPS COMPLET DE LA UPC” que está en el enlace http://www.upc.edu/bupc/hemeroteca/2013/b147/22-03-2013.pdf . Uno de los puntos de este docuento dice lo siguiente:

    “2. Baix rendiment docent i investigador
    En el marc del règim disciplinari d’aplicació, el baix rendiment docent o investigador podrà
    ser considerat com a falta greu. A aquest efecte, l’obtenció d’un resultat de D en l’avaluació del
    règim de dedicació es considera baix rendiment. La qualificació de la infracció corresponent, si
    escau, serà independent de l’assignació de l’orientació docent.”

    O sea, que se puede castigar con una falta grave el haber obtenido una D en investigación a pesar de tener orientación docente. Y no olvidemos, que según el Estatuto Básico del Empleado Público ( http://www.boe.es/buscar/pdf/2007/BOE-A-2007-7788-consolidado.pdf ) establece que:

    “Artículo 96. Sanciones.
    1. Por razón de las faltas cometidas podrán imponerse las siguientes sanciones:
    a) Separación del servicio de los funcionarios, que en el caso de los funcionarios interinos comportará la revocación de su nombramiento, y que sólo podrá sancionar la comisión de faltas muy graves.
    b) Despido disciplinario del personal laboral, que sólo podrá sancionar la comisión de faltas muy graves y comportará la inhabilitación para ser titular de un nuevo contrato de trabajo con funciones similares a las que desempeñaban.
    c) Suspensión firme de funciones, o de empleo y sueldo en el caso del personal laboral, con una duración máxima de 6 años.
    d) Traslado forzoso, con o sin cambio de localidad de residencia, por el período que en cada caso se establezca.
    e) Demérito, que consistirá en la penalización a efectos de carrera, promoción o movilidad voluntaria.
    f) Apercibimiento.
    g) Cualquier otra que se establezca por Ley.”

    Los apartados a) y b) están limitados a la comisión de faltas muy graves, pero el c) no. Por tanto, la obtención de una D en el régimen de dedicación podría sancionarse con una suspensión firme de funciones, o de empleo y sueldo en el caso del personal laboral, con una duración máxima de 6 años. Esto me parece absolutamente aberrante y creo que se podría impugnar legalmente.

    • Legalmente se podrían impugnar muchos aspectos de la norma. En esta serie de artículos nos estamos dedicando a detallar todos los aspectos que consideramos impugnables.

  9. Ah, y me olvidaba de una cosa. Por si fuera poco el documento “ORIENTACIONS ACADÈMIQUES DEL PROFESSORAT A TEMPS COMPLET DE LA UPC” dice que:

    “4. Entrada en vigor i aplicació
    El present Acord entra en vigor el dia següent a la seva aprovació i serà d’aplicació a les avaluacions del Règim de dedicació corresponents al curs 2011-2012”
    .
    Como el poropio documento dice que “Document aprovat pel Consell de Govern celebrat el dia
    15/03/2013” resulta que la evaluación se aplica de forma retroactiva. O sea, que se nos evalúa un periodo con una normativa aprobada con posterioridad y de la que, por tanto, no podíamos tener conocimento durante el periodo evaluado. Esto me parece completamente aberrante e impugnable legalmente.

  10. Retroenllaç: La deriva del sistema de evaluación del profesorado. La primera modificación. | Opinio Upc

  11. Retroenllaç: Respuesta a nuestro anuncio a la UPC | Amical Universitària

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s